Rufo es un perro abandonado. Lo ha encontrado Bobiboy en una playa, y le lleva a casa. Al final, papá decide adoptar a Rufo. ¡Así que Snowy va a tener un amigo nuevo! ¡Bienvenido Rufo a Super Island!